juaninf - notas de psudoprogramador

Tuesday, February 01, 2011

Cómo impulsar la investigación en ciencia, tecnología e innovación en el país

Por: Fabiola León Bióloga *

Miércoles 26 de Enero del 2011

Existe una relación directa entre la inversión de un país en el desarrollo de la ciencia, tecnología e innovación (CTI) y el crecimiento de su PBI per cápita. Son muchos los ejemplos de países que hace aproximadamente 30 años tenían un PBI per cápita similar al nuestro, de alrededor de US$3.000 (Corea del Sur, Israel, Finlandia, Malasia, Singapur, Suecia y Taiwán), y en los que hoy se ha duplicado o cuadriplicado. Estos países están alcanzando a las potencias del siglo pasado y se han convertido en exportadores de productos de tecnología avanzada. Basados en indicadores de economía, educación, ciencia y tecnología, se evidencia que gracias a la política sostenida de apoyo a la CTI es como han alcanzado estos logros.

El Perú, lamentablemente, muestra una de las menores inversiones en CTI en el mundo (0,15% del PBI). Esto se refleja en nuestra pobre producción científica, la que se mide en publicaciones internacionales y patentes. En ambos indicadores nos encontramos en los últimos puestos en Iberoamérica, a pesar de los esfuerzos de unas pocas universidades e institutos que aun con muchas dificultades hacen investigación.

Sin embargo, podemos revertir esta situación si desarrollamos y nos concentramos en algunos objetivos estratégicos para el desarrollo de la CTI. Estos son: 1) concebir una instancia rectora e interlocutora de la CTI, fuerte e independiente, ubicada al más alto nivel intersectorial, 2) consolidar y focalizar las funciones y actividades de apoyo a la investigación y a la innovación, 3) evitar la dispersión y duplicación de esfuerzos, 4) promover y fortalecer a las universidades que hacen investigación, 5) formar más recursos humanos en las áreas de CTI y capacitar más rápidamente a los existentes dentro y fuera del país, 6) incentivar urgentemente la vinculación con las empresas, 7) generar y destinar apropiadamente fondos concursables estratégicos, y 8) simplificar aquellas normas administrativas que puedan obstaculizar el desarrollo de la CTI. Estos ya han sido objeto de debate y de consenso por muchos expertos en el tema.

A pesar de todos los avances políticos y macroeconómicos de los últimos años, todavía los niveles de pobreza y pobreza extrema en el Perú son demasiado altos. Es imperativo entonces que sigamos el ejemplo de países como Japón, Corea del Sur, Israel o Singapur que, a través de la educación y la inversión en CTI, han desterrado la pobreza. Si no exigimos que se ejecuten más temprano que tarde las propuestas mencionadas, no podremos aprovechar y capitalizar el momentum que vive el país y no emprenderemos nunca el camino sin retorno hacia una mejor calidad de vida para todos los peruanos.
Post a Comment
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...